11 de abril de 2024
Sociedad

Ordenan demoler y desmantelar un barrio privado por los daños ambientales que genera

El gobierno municipal defendió los intereses de sus ciudadanos.

La Justicia de Entre Ríos ordenó este miércoles la «demolición y desmantelamiento» del barrio náutico «Amarras», situado en la localidad de Pueblo Belgrano, en esa provincia. El fallo se debe al «impacto negativo sobre el medio ambiente» que ha provocado su construcción. Las obras de elevación de la tierra que se hicieron para construirlo provocaron «la crecida del río e inundaciones».

El fallo lleva las firmas de los vocales Claudia Mizawak, Juan Ramón Smaldone y Martín Carbonell, del Superior Tribunal de Justicia entrerriano (Stjer). En el misma se ordenó además «dejar la zona en su estado anterior».

En junio último, la Municipalidad de Gualeguaychú había pedido la «paralización y demolición» del barrio, ya que «las obras de elevación de la tierra habían provocado la crecida del río y la evacuación de más de 150 personas».

Leé también: Fallo histórico sobre los humedales podría sentar un precedente para el Ecocidio de Hudson

«La crecida repentina también generó que lugares emblemáticos, como el Parque Unzué, la costanera, caminos turísticos, clubes, playas, campos y barrios de la zona de la costanera y el puerto, quedaran bajo agua», afirmaron.

La comuna agregó en esa ocasión: «Amarras era el único lugar no inundado de toda la zona. El agua que desplazaba ingresaba profundamente en el casco urbano, afectando zonas densamente pobladas».

El Fallo de la CSJ

Asimismo, en julio de este año, la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) dejó sin efecto la sentencia del Stjer, que había rechazado la acción de amparo de cese de obras, y le ordenó hacer lugar a lo peticionado.

Leé también: Cuando Patricio Mussi prometía que la costa de Hudson no se privatizaría nunca

Los jueces entrerrianos señalaron que quedó «efectivamente patentizada la existencia de una alteración negativa del medio ambiente«. En consecuencia, solicitó la «recomposición del ambiente, volviendo las cosas a su estado anterior».

La decisión se basa en «la prevención del daño futuro y la recomposición de la polución ambiental ya causada». También ordena un «resarcimiento pecuniario por los daños irreversibles».

La justicia le dio 180 días a la empresa Altos de Unzuéencargada de la construcción del barrio, para «desmantelar» la zona. Por último, instruyó a la Secretaría Ambiental de Gualeguaychú para «controlar el cumplimiento de la sentencia».

Agencia Télam

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.