15 de abril de 2024
Ciudad de Buenos Aires

Misterio: Hallan muertos a un hombre y su hijo en un hotel de Constitución

Un hombre de 87 años y su hijo de 42 fueron encontrados muertos en un hotel familiar ubicado en el barrio porteño de Constitución. Creen que habrían fallecido hace varios días.

El hallazgo se produjo después de que el encargado sintiera un olor nauseabundo proveniente de la habitación en la que estaban hospedados. Fue el miércoles cerca de las 19 horas en el hotel Palace Rondeau, ubicado sobre la avenida Entre Ríos al 2100.

Hasta allí llegó el personal de la Comisaría Vecinal 1C de la Policía de la Ciudad después de que el empleado del alojamiento los llamara al sentir un fuerte olor cerca de la habitación Nº121, en la que se encontraban alojados. Además, les indicó un dato clave: los hombres no habían sido vistos en los últimos días por ninguno de los empleados del lugar.

Cuando los efectivos ingresaron, observaron de inmediato una escena macabra. De acuerdo con las fuentes policiales consultadas por este medio, una de las víctimas estaba recostada de espalda sobre la cama, mientras que la otra estaba de rodillas, boca abajo, junto a la puerta de ingreso a la habitación. Otro dato llamativo que acrecienta el misterio aún más es que en el dormitorio no se encontraron signos de violencia.

Luego de realizadas los primeros peritajes en el lugar, no se pudieron establecer las causas de muerte debido a que tampoco había heridas en los cuerpo de los fallecidos que indicaran algún tipo de enfrentamiento.

LEE TAMBIEN: Lo mataron a la salida de una fiesta en Berazategui: “Queremos que paguen por lo que hicieron»

Además, los investigadores no hallaron ningún tipo de drogas ni elementos que sugieran que el padre y su hijo hallan estado involucrados en algún ilícito. Es por eso que admiten las fuentes que la clave ahora se centrará en los resultados que arroje el examen de autopsia.

Asimismo, los policías entrevistaron a los ocupantes de otras habitaciones del hotel, quienes manifestaron que nunca observaron ni escucharon peleas ni discusiones entre los fallecidos.

El padre fue identificado como Ángel Invernizzi, un jubilado de 87 años, viudo y con domicilio fiscal en la calle Santiago del Estero, de la localidad bonaerense de Martínez.

En 2015 había creado junto a su hijo Diego Invernizzi (42) -la otra víctima- una sociedad para dedicarse a “la fabricación, construcción y reparación de todo tipo de artículos realizados en plástico reforzado con fibra de vidrio, en especial embarcaciones y su equipamiento”.

En el caso del hijo, como actividad principal figura la venta al por mayor de materiales y productos de limpieza y su domicilio fiscal era en la localidad bonaerense de Pilar.

Según señalaron las fuentes, el encargado sostuvo que los hombres ocupaban la habitación desde hace tres años. Además, precisó que al que se lo veía cotidianamente era a Ángel, quien se encargaba de las compras. En tanto que al hijo sólo se los había visto en tres o cuatro oportunidades, ya que no salía nunca de la habitación.

La investigación por las extrañas muertes quedó en manos de la Fiscalía Nacional Criminal y Correccional N°38, a cargo del fiscal Juan Pedro Zoni.

FUENTE: INFOBAE

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.