21 de mayo de 2024
Conurbano

Un niño de 10 años fue baleado al quedar en medio de un tiroteo

Un niño de 10 años fue herido de un balazo en una pierna al quedar en medio de un tiroteo entre policías y cinco sospechosos que se resistieron a ser identificados cuando iban en un auto robado por la localidad bonaerense de Lomas del Mirador. Tras el hecho, los habitantes del barrio atacaron a pedradas a la policía y un efectivo resultó herido en la cabeza.

Todo ocurrió anoche cuando policías que recorrían la zona a bordo de una patrulla vieron un Fiat Palio con cinco sospechosos en las calles Necochea y Perdriel, de la mencionada localidad del partido de La Matanza.

Al advertir la presencia policial, los ocupantes del vehículo comenzaron a escapar, por lo que se inició una persecución que finalizó en el barrio de emergencia Las Antenas.

Las fuentes dijeron a Télam que, en ese momento, cinco personas descendieron del rodado a los tiros contra los dos oficiales, quienes respondieron la agresión.

Producto de la balacera, un niño 10 años que estaba en la calle resultó herido de un balazo a la altura de la tibia izquierda, con orificio de entrada y salida, por lo que fue trasladado al Hospital Balestrini, de Ciudad Evita, desde donde luego fue derivado al Hospital de Niños de San Justo, indicaron las fuentes.

Antes del traslado del nene al hospital, los vecinos arrojaron piedras contra los policías, uno de los cuales sufrió una lesión sin gravedad en la cabeza por la que también fue hospitalizado en el Balestrini.

En tanto, se constató que el Fiat Palio donde se trasladaban los sospechosos, que lograron huir, tenía un pedido de captura activo por un robo cometido en septiembre.

«Está bien y consciente»

María Esther, madre del niño herido, dijo que su hijo había salido junto a su hermana a comprar algo para la cena cuando quedó en medio del tiroteo. «Estaban esperando que los atiendan en la vereda», expresó la mujer, que salió de su casa tras escuchar el tiroteo.

En diálogo con el canal Todo Noticias, María Esther aseguró desde la puerta del Hospital de Niños de San Justo que su hijo «está bien y consciente», que fue operado y que llora «porque no puede jugar a la pelota».

«(El niño) Vio al policía que le disparó», afirmó la mujer, quien se mostró indignada porque ninguna autoridad se contactó con ella ni con nadie de su familia.

En el marco de la causa caratulada «lesiones» no está aún certificada la procedencia del disparo que lesionó al niño. De momento se aguardan los resultados de los peritajes balísticos y demás diligencias, añadieron las fuentes.

El representante del Ministerio Público Fiscal le tomará declaración a la madre del nene para establecer si efectivamente ella vio a los policías disparar en dirección hacia donde estaba su hijo o bien fue lo que le comentaron los vecinos.

En caso de avanzar contra los efectivos, la causa pasará a la fiscalía de Delitos de Gravedad Institucional del Departamento Judicial de La Matanza, explicaron los voceros judiciales.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.