17 de abril de 2024
Salud

El brote de dengue sin freno: Argentina alcanzó los 180 mil casos

El brote de dengue ya suma más de 180 mil casos en el país, un 90% de los mismos autóctonos, con un total de 129 fallecimientos en la temporada 2023/2024, según el último Boletín Epidemiológico difundido por el Ministerio de Salud.

Son en total 180.259 los casos, 389 de los mismos considerados como graves, con una evolución desde octubre y una aceleración en febrero pasado. Esto configura un brote sin precedentes en cuanto a su magnitud, según explicaron especialistas de la cartera sanitaria.

En ese marco, un total de 19 de las 24 jurisdicciones en todo el país reportan circulación viral autóctona de dengue. Además, el informe señala que desde la semana 31 de 2023 -fines de julio y comienzos de agosto- hasta la semana 12 de 2024 -mediados de marzo- se registraron en Argentina 180.529 casos de dengue” de los cuales el 90% son autóctonos, 7% están en investigación y 3% son importados.

mientras que 163.419 contagios se produjeron desde la semana 1 hasta la semana 12 de 2024, la incidencia acumulada hasta el momento para el total país es de 384 casos cada cien mil habitantes.

LEE TAMBIEN: Cómo prevenir el dengue en bebés y niños

Los serotipos identificados incluyen DEN-1, DEN-2 y en menor medida DEN-3, con predominio de DEN-2, explicaron fuentes sanitarias del ministerio.

Es que, con el viento de cola del cambio climático y con temperaturas en alza que favorecen el avance geográfico del mosquito Aedes Aegypti, el dengue ya ha pasado a ser una enfermedad endémica en la Argentina, advierten los expertos.

Las autoridades continúan remarcando de la prevención y las medidas de cuidado. En ese plano, la importancia de eliminar los criaderos de mosquitos y utilizar repelentes según las indicaciones de los fabricantes.

Por qué es importante continuar con la prevención del dengue y el chikungunya luego del verano

Durante los meses de frío, el mosquito Aedes Aegypti -transmisor de los virus dengue, zika y chikungunya- reduce su actividad. Sin embargo, si bien los adultos y larvas de esa especie mueren a bajas temperaturas, los huevos son capaces de perdurar a lo largo del invierno.

En este sentido, los especialistas explican que “El mosquito Aedes Aegypti muere cuando las temperaturas son menores a 10 grados. Por ende, en los meses de mayo a noviembre, aproximadamente, desciende fuertemente el riesgo de contraer la enfermedad. Sin embargo, cuando comience a hacer calor nuevamente, podría llegar a reaparecer”.

El Aedes Aegypti se cría y multiplica en elementos, objetos y recipientes que acumulan agua que permanece estancada y relativamente limpia. Cuanta mayor cantidad de estos criaderos de mosquitos haya en una vivienda, alrededor de la misma o en la comunidad, mayor será la cantidad de esa especie en un área.

Por eso, la medida más eficiente para reducir su número o eliminarlos, es que no haya criaderos, ya que de esa forma, los mosquitos adultos hembras no encontrarán sitios en los que poner sus huevos y, por lo tanto, no podrán seguir multiplicándose.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.