20 de febrero de 2024
Berazategui

Rescataron a un joven que quedó a la deriva dos días en un kayak.

 Un joven estuvo dos días a la deriva en mar abierto, hasta que fue rescatado por personal de la Prefectura Naval Argentina. El hecho ocurrió en San Clemente del Tuyú. «Me pasó por irresponsable» aseguró. Mirá el video del rescate.

 El joven en cuestión es Marcos Tabarcachi, quien viajó desde Jujuy hasta la Costa atlántica para descansar junto a su esposa y su hijo de 2 años.

 El último domingo, como parte de las vacaciones, decidió cumplir uno de sus sueños: navegar en kayak. Así, ingresó al agua en Punta Rasa, San Clemente del Tuyú, donde navegó a pocos metros de la playa.

 Pero sin experiencia, las olas y los fuertes vientos lo llevaron mar adentro. Allí estuvo a la deriva por 48 horas, hasta ser rescatado este martes por personal de Prefectura Naval.

 Fue su pareja Carla, quien cerca de las 20 del domingo dio aviso a Defensa Civil, al no tener noticias de su marido. Inmediatamente comenzó el despliegue de Prefectura. El mismo incluyó un avión, un helicóptero y barcos que recorrieron la zona.

 Finalmente, cerca de las 14 de este martes, un avión lo detectó a unos 15 kilómetros de la costa. A continuación, marcó su ubicación para que el guardacostas «Bahía Blanca» pudiera rescatarlo. El color violeta del kayak y el chaleco amarillo de Tabarcachi facilitaron su visibilidad.

 El relato del náufrago

 «Era la primera vez que usaba un kayak. Era uno de mis sueños. Entré al agua unos 40 metros y cuando intenté volver, ya no pude.Me pasó por inconsciente, por irresponsable. El mar estaba bravo y me metí igual”, comentó Tabarcachi, de 29 años e integrante de la policía de Jujuy.

 Sobre su primera noche en el mar, Marcos reveló que “pensaba en mi familia” y “sentía muchísimo frío, porque estaba en remera y pantalón corto». También contó que durante esa noche vio al helicóptero que lo buscaba, pero desde la nave no lo divisaron. “Cuando se hizo de día, remé sin parar desde que amaneció hasta que oscureció. Estaba cansado: veía la orilla, pero no podía llegar», afirmó.

 «Pensé que iba a morir, porque eran olas muy grandes. Se me dio vuelta el kayak y perdí el remo: «Se me hizo muy difícil nadar para recuperar el remo y llegar de nuevo. Sabía que sin el kayak y el remo estaba perdido», destacó.

 Añadió que “Nadé entre las olas hasta que agarré el remo y después el kayak, pero hice como diez intentos de darlo vuelta para subirme y no pude. Así fue que opté por subirme al kayak dado vuelta y así quedé hasta que me encontraron».

Marcos dormitó sentado de a ratos y no comió ni bebió durante sus 48 horas en el mar, ya que en el kayak “no tenía nada” porque su intención era “entrar unos metros, anclar y quedarme una hora pescando”. Tras ser rescatado y trasladado al hospital, sólo se le colocó un suero para contrarrestar la deshidratación.

Video:

 

También te puede interesar leer:

Mató a su pareja, al hijo de ella y a su suegra, y luego se suicidó.

La canasta escolar aumentó casi un 24% con respecto a 2017.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.