16 de abril de 2024
Quilmes

Murió Marcelo Novillo, quien hasta el último día buscó justicia por el crimen de su hijo Adrián

Marcelo Novillo, padre del joven asesinado por una patota en Quilmes en 2014, se quitó la vida luego de estar internado en el Hospital Psiquiátrico Borda. Su muerte causa conmoción luego de pelear durante años contra el sistema judicial para obtener justicia por el crimen de su hijo.

En una entrevista reciente con DiarioConurbano.com, a pocos días de lo que sería el cumpleaños 25 de su hijo, Marcelo había explicado que “quiero que se vea la carita de él en todos lados. Mi intención es llevar una corona a la Casa Rosada y pido a los medios que me acompañen. Necesito que la carita de mi hijo sea recordada por todos ya que no hubo justicia”.

“Adrián no tuvo justicia y como papá necesito que su carita sea reflejada en todo el país. Gracias al periodismo pudimos meter preso a uno de los asesinos, pero tengo bien claro que justicia ya no va a tener, por eso quiero recordarlo en el día de su cumpleaños”, sostuvo Marcelo el pasado 10 de marzo.

Adrián Novillo murió el 27 de junio de 2014, días después de ser atacado a la salida de SPACE, un boliche ubicado en avenida Calchaquí al 3100, de Quilmes. Fueron al menos ocho personas las que lo golpearon, patearon y robaron sus pertenencias. Tenía 16 años.

Por el crimen del adolescente fue condenado a 12 años de prisión Fernando Amaro. “Tristemente el caso de mi hijo va pasando al olvido”, sostuvo Marcelo, que hasta el último día quiso llevar ante la justicia al resto de los responsables.

En los últimos días, Marcelo se había internado por cuenta propia en el Hospital Borda, aquejado por un fuerte cuadro de depresión. La noticia de su fallecimiento fue confirmada por el periodista Guillermo Troncoso.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.