20 de febrero de 2024
Quilmes

Menores abusaron, torturaron y mutilaron a un caballo en la Ribera de Quilmes

Un caballo fue rescatado por una ONG proteccionista luego de que al menos dos menores lo torturaran, mutilaran y abusaran sexualmente de él con distintos objetos en la Ribera de Quilmes. La denuncia fue radicada por la misma organización, desde donde alertan que estas prácticas son habituales en la zona.

De acuerdo con lo informado, los hechos se dieron en las inmediaciones de la avenida Otamendi y Toledo, lugar al que se presentaron los proteccionistas con agentes policiales. Allí procedieron los efectivos a secuestrar al animal, que se encontraba en deplorables condiciones, y que fue trasladado a un centro de cuidado.

«Dos menores introducían sus manos y distintos objetos en el recto de este caballo, por lo que tiene el esfínter anal gravemente lesionado», explicaron desde la ONG Caballos de Quilmes. «Junto a dos móviles en el lugar, un móvil de refuerzo en avenida y personal policial armado con armas largas se procedió al secuestro efectivo y rescate del caballo», indicaron.

Según se informó, de momento el animal fue trasladado al Hospital y Refugio de la propia ONG, donde estaba siendo evaluado y atendido. El equino sufrió una fractura de cadera y una herida abierta en su lomo, y ha perdido la vista en uno de sus ojos.

«Le ataban una almohada con una soga y lo hacían correr día y noche. No puede ver de su ojo izquierdo por los golpes recibidos», explicaron.

En ese sentido, los proteccionistas indicaron que «Varios animales han sido lastimados por estos dos menores que no superan los 15 años de edad. Gatos a los que los sujetan y los golpean con piedras hasta dejarlos inconscientes. Les cortan sus colas para que se desangren. El último gato que pudimos ver, uno gris, le sacaron uno de sus ojos con un cutter».

Además, desde la ONG aseguran que los victimarios «Disfrutan verlos morir. Y son niños… la denuncia será ampliada en minoridad».

Por último, agradecieron a «la Fiscalía de turno por el rápido accionar, a la Subsecretaria de Zoonosis Quilmes, Pamela Dreher, presente en el lugar, a la Subsecretaria de Seguridad de Quilmes y al Municipio de Quilmes por poner todas las secretarías a disposición para el secuestro efectivo del caballo. Gracias a los oficiales en el lugar y especialmente a la Oficial subayudante Gómez Yesica».

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.