3 de marzo de 2024
Quilmes

Prisión perpetua para Rubén Dening por el crimen de Salvador Altamura

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 condenó este miércoles a Rubén Darío Dening a la pena de prisión perpetua por el homicidio y la desaparición del abogado Salvador Altamura, ocurridos en julio de 2020 en Quilmes, informaron fuentes judiciales. Los alcances del fallo y el monto de la pena serán anunciados el 27 de noviembre.

Dening fue condenado por haber cometido los delitos de «robo calificado por su comisión mediante el uso de llave verdadera, en concurso con el homicidio calificado por preparar, facilitar, consumar y procurar la impunidad», en perjuicio de su amigo Altamura (48). El veredicto fue dado a conocer esta tarde en los tribunales de Quilmes por los jueces Rubén Darío Hernández, Alejandro Oscar Portunato y Julián Busteros, integrantes del TOC 3.

Los voceros indicaron que Dening pidió no estar presente en la sala judicial durante la lectura de la sentencia. En consecuencia, siguió el debate desde la cárcel en la que se encuentra alojado desde hace tres años, cuando fue capturado vestido con una campera de Altamura y con más de 300.000 pesos y 31.000 dólares, mientras intentaba fugarse en una bicicleta a la provincia de Entre Ríos.

En la última audiencia, el acusado tuvo la oportunidad de pronunciar sus palabras finales ante el tribunal, al cual le remarcó, con una expresión fría en su rostro, ser «inocente de todos los cargos» que se le imputan. Tras ello se retiró de la sala custodiado por agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) mientras era insultado por familiares de la víctima, quienes le gritaban «asesino», «amigo traidor» y «decí dónde tiraste a Salvador».

En sus alegatos, el fiscal de juicio Andrés Nieva Woodgate consideró «fehacientemente acreditado» que el imputado mató a Altamura para robarle dinero que guardaba en su departamento, por lo que solicitó que sea condenado a prisión perpetua, tal como lo hicieron los abogados querellantes Braian Vidal y Ana María Pecone.

Salvador Altamura
Salvador Altamura

Por su parte, los defensores Matías Aquino y Nicolás Agustín Payarola Hernayes señalaron que «los hechos no están probados» y que se «construyó» una imputación falsa contra Dening, por lo que pidieron su absolución y su inmediata excarcelación.

El juicio por el crimen de Salvador Altamura

Comenzó el pasado 17 de octubre, donde en la primera audiencia el padre de la víctima reconoció ante el tribunal a Dening como la persona que en las cámaras se seguridad quedó registrada cuando conducía la moto de la víctima, luego descartada en las adyacencias de la Villa Itatí de Bernal. Dicha filmación se le fue exhibida a varios de los testigos del juicio y al menos siete de ellos dijeron creer que era Dening quien estaba a bordo del rodado.

También durante el debate, Dening aceptó declarar y trató de vincular el caso de Altamura con el comisario mayor Francisco Centurión, detenido por la desaparición de otro joven llamado Lucas Escalante, quien es buscado desde el 9 de diciembre pasado. Además, señaló que Altamura tenía «deudas» y que en los últimos días su amigo «estaba con miedo y se quería ir».

Consultado sobre por qué se fugó cuando lo imputaron, el acusado sostuvo que tenía miedo y que, en realidad, la plata que le secuestraron cuando finalmente lo capturaron eran «ahorros propios».

Cabe recordar que Salvador Altamura fue visto por última vez el 13 de julio de 2020, a las 17.08, en las inmediaciones o en el galpón situado en la calle Rodríguez Peña 1210 de la localidad de Bernal, partido de Quilmes, junto al acusado Dening.

LEE TAMBIEN: Lomas de Zamora | Balearon en la cabeza a un hombre que pelea por su vida

En el requerimiento de elevación a juicio, la fiscal Ximena Santoro sostuvo que Dening «a fin de preparar su posterior accionar ilícito y con el propósito de lograr su impunidad le dio muerte a Salvador Altamura». Para la fiscalía, luego de asesinar a su amigo, el acusado tomó la motocicleta de la víctima y se dirigió hacia su departamento, ubicado en la calle 25 de Mayo 217, en pleno centro de Quilmes, donde «se apoderó ilegítimamente de una suma de dinero no especificada y un arma de fuego calibre 9 milímetros», propiedad del abogado.

La fiscal Santoro desdobló la causa, ya que continúa con la investigación para hallar los restos de Altamura. En ese sentido, desde abril del 2022, el Ministerio de Seguridad bonaerense ofrece una recompensa de entre 2.500.000 y 5.000.000 de pesos para toda persona que aporte información fehaciente para encontrar el cuerpo del abogado.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.