23 de febrero de 2024
Berazategui

Elvira, mamá de Mechi Cantero: «A este ritmo me voy a morir sin tener justicia por mi hijo»

Familiares, amigos y allegados de Brian «Mechi» Cantero se manifestaron el viernes en Plaza de Mayo, a tres años del asesinato laboral en la fábrica SEIN y en reclamo de justicia ante la nueva postergación del juicio contra los imputados en el hecho. Junto a ellos estuvieron presentes allegados de otras víctimas de casos similares que también pidieron justicia y entregaron un petitorio en Casa Rosada.

La lluvia hizo que muchos no pudieran estar presentes, pero no impidió que el pedido de justicia resonara frente a Casa Rosada. Lourdes Hidalgo, de la Comisión por la Memoria y Justicia de los obreros textiles de Luis Viale, fallecidos en 2006 al incendiarse un taller clandestino en el que eran esclavizados un grupo de trabajadores, estuvo allí.

También estuvieron familiares de Martín Pino, vigilador tercerizado en la empresa Murata, quien murió arrollado por una formación de tren en Retiro, lugar en el que trabajaba sin haber sido capacitado adecuadamente. Es la misma empresa de otros casos similares, como el de Miguel Olmedo o Juan Campos.

Hebe, madre de Matías Dimuro (quien trabajaba en Global Conect, empresa tercerizada de Claro, y que murió electrocutado por otra negligencia patronal), también participó de la protesta.

El caso de Mechi Cantero, el joven de 23 años que trabajaba en la papelera Sein, fue noticia en este medio y en varios de alcance nacional. Pese a ello, la Justicia viene postergando el juicio a los responsables de su muerte y ahora puso fecha para la semana del 23 de mayo.

La protesta frente a Casa Rosada

En diálogo con Periódico El Progreso tras la protesta, Elvira, madre de Cantero, repudió el accionar judicial al considerar que «Nos siguen demorando el juicio y seguimos sin justicia. Estamos pidiendo que los responsables paguen por lo que hicieron y, en mi caso, poder tener justicia antes de morirme, es lo único que pido. A este ritmo me voy a morir sin tener justicia por mi hijo».

En ese sentido, Elvira aseguró estar disgustada porque «mientras el periodismo habla de Wanda e Icardi, a nuestra marcha no vino un solo canal de televisión… entonces yo me pregunto cómo podemos seguir mirando para otro lado y no hablar, que los medios no hablen, de estos temas, que siguen pasando. Porque todos los días pasan este tipo de cosas en las papeleras, en las fábricas, con chicos que mueren o sufren una amputación o se lastiman por negligencia de las mismas fábricas y por falta de controles y de seguridad», indicó.

Al respecto, Elvira dijo que le presentaron un petitorio al Presidente de la Nación en Mesa de entradas, en donde las familias reclaman «por una justicia rápida, porque yo en unos años voy a estar muerta y no voy a obtener justicia. No es justo que se siga mirando para otro lado cuando hay tantos casos como el de mi hijo».

Negligencia laboral

En los últimos años se dieron varios hechos similares al de Mechi Cantero. Uno de ellos ocurrió el 31 de mayo de este año en la Papelera Berazategui cuando Norberto Stauffer perdió la vida al caer hacia el interior de una torba.

En Rigolleau también 

En junio de 2020, Víctor Rodríguez, de 37 años, desempeñaba tareas en uno de los galpones de la fábrica Rigolleau cuando una bolsa de yeso, de aproximadamente 1.250 kilos de peso, cayó sobre él, provocándole la muerte prácticamente en el acto.

En aquel momento, trabajadores de la cristalería explicaron a Periódico El Progreso que «la fábrica lo quiere culpar a él, como hacen siempre. Hay muchas cosas que funcionan mal en Rigolleau, pero ya estamos cansados de reclamar porque no cambia nada».

Al día de hoy, la precarización laboral que se vive en las fabricas de Berazategui siguen siendo un tema que las autoridades refieren seguir escondiendo. La marcha del viernes es un ejemplo más de la falta de interés por parte de los gobernantes en exigirle a las empresas y los sindicatos que den condiciones de seguridad óptimas a sus trabajadores.

 

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.