19 de mayo de 2024
Conurbano

Delincuentes asesinaron a una mujer de 64 años para robarle el teléfono

Una empleada municipal de Cañuelas, que trabajaba en la secretaría privada de la intendencia, fue asesinada de tres balazos por delincuentes que la asaltaron para robarle el celular frente a su casa en ese partido bonaerense, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió anoche, alrededor de las 22, en Vicente Casares 144, del barrio La Unión, cuando Mirta Barcia (64) despedía a una amiga en la puerta de su casa y fue abordada por dos ladrones armados, que llegaron caminando y quisieron robarle el teléfono celular que tenía, un Samsung JA2.

Los voceros dijeron que la mujer primero se resistió a entregar el aparato y luego pidió auxilio, momento en que los delincuentes la hirieron a balazos y escaparon con el teléfono.

La víctima fue llevada al hospital local en un auto particular, donde murió como consecuencia de la gravedad de las heridas sufridas.

La investigación por «homicidio en ocasión de robo» se encuentra a cargo de la Fiscalía 1 de Cañuelas, que conduce Lisandro Damonte, y de detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Vicente. De momento, se solicitaron imágenes de cámaras de seguridad privadas y municipales para intentar obtener videos del momento del ataque e identificar a los autores del hecho.

Una fuente cercana a la investigación indicó que a unos cien metros del lugar del asalto se encontró una campera y que se analiza si le pertenece a uno de los atacantes. «Se esperan resultados de las pericias para luego avanzar en la investigación», sostuvo el informante.

Una testigo, en tanto, declaró ante los pesquisas que los asesinos no tenían más de 25 años. Además, sostuvo que ambos llevaban puestas capuchas y uno tapabocas.

Según las fuentes, la víctima era empleada en la secretaría privada de la intendenta de Cañuelas, Marisa Fassi, y se desempeñaba en el sector de «Decretos».

La mujer se encontraba de licencia por la pandemia del coronavirus al ser considerada dentro de la edad de riesgo.

«No caigo que te me fuiste, estábamos adentro felices, con tu bella sonrisa, con canto…. Solo sé que tengo un nudo en la garganta que no me deja respirar. Mi tía, mi segunda MAMÁ, ella se merecía estar acá, compartiendo su alegría, su canto. Muchos dicen que descanses en paz, pero para mi todo es una pesadilla», publicó en Facebook Gabriela, sobrina de la víctima.

La mujer sostuvo que vivió «un momento de mierda» que no va a olvidar «jamás», ya que su tía cayó en sus brazos y sus fueron: «No, me dispararon», agregó.

«Solo le pedía a Dios dejala conmigo, tía por favor no me dejes, quedate conmigo. Estos hdp tienen que pagar como sea. Se llevaron a la mujer mas dulce, mas buena, la que muchas personas conocieron», afirmó.

Por último, Gabriela dijo que que necesita que «se haga justicia» ya que los delincuentes «destrozaron una gran familia».

«Es muy difícil decirles a mis hijos que Na ya no esta, que se fue y es un angelito y ver a mi hijo llorar con tanta angustia que no puede respirar. Vas a estar siempre viva en mi corazón Tiucha Mirta Barcia, esto no queda así, te lo prometo», concluyó.

Tras el crimen, desde el municipio de Cañuelas lamentaron el episodio y decretaron 48 horas de duelo.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.