17 de mayo de 2024
Conurbano

Cada vez más municipios cobran el impuesto a los combustibles: dónde son más baratos

El cobro de la denominada Tasa Vial, que grava los precios de los combustibles, es cada vez más habitual en los municipios bonaerenses, que buscan generar ingresos ante los recortes presupuestarios del gobierno nacional.

Este gravamen se cobraba hasta hace poco en algunos municipios de todo el país por la venta de cada litro de combustible o metro cúbico de GNC. Se trata de un ingreso que le permite a las arcas locales aumentar los gastos de infraestructura.

De acuerdo a un relevamiento de sector que representa a las estaciones de servicio, hoy en día son unos 20 municipios los que cobran la tasa vial: Vicente López, San Isidro; San Fernando; Tigre; Jose C. Paz, Hurlingham; Malvinas Argentinas; Ituzaingó: Gral. Rodríguez; Merlo; Florencio Varela; Avellaneda; San Vicente; Quilmes; Almirante Brown; Pilar; Marcos Paz, Las Heras y Junín.

A estos se le sumaron recientemente localidades como Berazategui y Mar del Plata, que fijó en febrero la “Tasa Vial de Mantenimiento de la Red Vial Urbana Municipal”.

La tasa que se aplica oscila entre el 1,5% y el 2,5%, dependiendo de cada jurisdicción. Pero también se aplica un recargo fijo, por lo cual este ítem ensancha aún más la diferencia entre los precios de venta al consumidor de acuerdo con el lugar en el que se realice la carga de combustible.

Según las cifras del sitio Precios en el Surtidor, el litro de nafta súper de YPF en la Ciudad de Buenos Aires se vende a $837, mientras en Quilmes, Ituzaingó y Jose C. Paz ese mismo litro cuesta $929. Por su parte, en Vicente López y San Fernando se vende a $930.

Los valores son más elevados en municipios como Marcos Paz ($937); Las Heras ($939); Florencio Varela ($941); Almirante Brown ($941); Malvinas Argentinas ($942); Avellandea ($945); San Vicente ($947); Tigre ($954); Hurlingham ($961); Gral. Rodríguez ($979); Junín ($988) y Pilar ($989).

Para tener idea de cómo implica este nuevo impuesto, se observan en los surtidores diferencias de hasta $150 o del 18% entre la Ciudad de Buenos Aires (donde se comercializan los combustibles con los precios más accesibles)y los municipios que ya cobran la tasa vial.

En contrapartida, existen casos los que se ha optado por eliminar ese recargo, como en Morón, Esteban Echeverría y Tres de Febrero. Es que los intendentes de estos distritos han considerado que existe una “desventaja” respecto de otras ciudades y resulta perjudicial para las estaciones de servicio.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.