12 de abril de 2024
Ciencia y TecnologíaNacionalesSociedad

Científicos advierten que el CONICET entró en «emergencia total».

Directores de institutos del Conicet de todo el país aseguran que el organismo atraviesa una profunda crisis. Investigadores de reconocimiento internacional mostraron su apoyo al reclamo de los científicos.

Una carta firmada por 240 directores de institutos del Conicet (sobre un total de 266) de todo el país da cuenta de la crisis que está atravesando el organismo. En el texto advierten sobre una «emergencia total» en el área.

 Según dicha carta, entregada a la Cámara de Diputados, “el CONICET está al borde de la parálisis”. Los científicos manifestaron que en lo que va de 2018, los institutos todavía no tienen presupuesto aprobado por el directorio.

 “A esta altura del año 2018 los institutos han recibidos, a cuentagotas, cuotas presupuestarias que contienen una reducción nominal significativa respecto a los montos recibidos en 2017. Con estos presupuestos que no alcanzan para pagar servicios públicos, garantizar la limpieza y seguridad de las instalaciones ni para realizar reparaciones y mantenimiento básico de equipos científicos, los institutos no pueden subsistir”, explican los científicos.

 La carta recibió el apoyo de muchos investigadores de prestigio nacional. Una de ellas es la directora del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME), Damasia Becú. Junto a ella colabora, por ejemplo, Gabriel Rabinovich, investigador que desarrolló la inmunoterapia para tratar el cáncer.

 Otros científicos que apoyan el texto son Ernesto Calvo, director del Instituto de Química Física de los Materiales, Medio Ambiente y Energía (INQUIMAE), quien desarrolló nuevos métodos de extracción de litio sin afectar el medio ambiente y Raquel Chan, directora del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral (IAL) quien desarrolló una soja resistente a la sequía.

Salarios bajos y éxodo.

 El escrito también menciona la precarización de los salarios de investigadores y becarios. Según denuncian, los mismos están «entre los más bajos de la región». Por caso, un becario postdoctoral y graduados universitarios de dedicación exclusiva, por ejemplo, cobran salarios por debajo de los 24.000 pesos. En tanto que los investigadores jóvenes perciben “salarios apenas mayores”.

 “Es imposible evitar un nuevo éxodo de investigadores altamente capacitados. Este éxodo está estimulado también por la brusca reducción en el número de vacantes disponibles en el CONICET para nuevos investigadores y becarios”, dice la carta.

 “Estamos funcionando en situación de emergencia total. Mientras en el 2016 el presupuesto aprobado para Ciencia y Tecnología (en función del total del presupuesto) fue 1,53% del PBI, en 2017 se redujo a 1,28%. Y este año va a ser menos”, aseguran.

 

También te puede interesar leer:

Lomas de Zamora: custodio confundió a Policía con un ladrón y lo mató.

Volcó un micro en la ruta 2 y hay al menos 3 muertos.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.