18 de abril de 2024
ConurbanoSociedad

Atención padres: Cómo detectar si tu hijo es víctima de acoso escolar.

 En los últimos días se dieron a conocer casos de menores que cometieron suicidio, entre ellos dos que sufrían acoso en el ámbito escolar. Cómo detectar cuando un niño o adolescente es víctima de bullying.

 El bullying y el acoso escolar alimentan en el niño o adolescente que lo sufre la soledad, el miedo y la tristeza. Se ha vuelto una práctica común tanto en el entorno escolar como en las redes sociales. Los jóvenes, casi siempre, tienen dificultades para defenderse.

 Al mismo tiempo, aprender y estudiar puede resultar imposible para estudiantes que son víctimas de abuso por parte de sus compañeros. Incluso, está lo que se conoce como cyberbullying, que potencia los maltratos fuera del aula de clase. En estos casos, el abusado se siente constantemente perseguido y despreciado.

 Cabe mencionar que el acoso puede ser tanto físico como psicológico. Las más vulnerables al acoso escolar psicológico son las mujeres. Lo mismo con aquellos estudiantes de 15 años en adelante. Por su parte, el acoso escolar físico está más relacionado con los hombres y el grupo de estudiantes de 11 a 14 años» (Unicef).

 Los actos violentos abarcan «insultos, apodos ofensivos y agresiones físicas. También robos, amenazas u ofensas por redes sociales, mensajes de texto o de correo electrónico» que se realizan intencional y frecuentemente.

 Asimismo, otra práctica común es el bullying con contenido sexual. Sin embargo, en este caso su alcance no ha sido medido. Ello porque no siempre los afectados lo reportan, por temor a ser avergonzados o recibir represalias. Las niñas y adolescentes son más propensas a recibir acoso de contenido sexual que los hombres.

 Señales

 Los chicos que padecen bullying o acoso, siempre, dan señales. Ello se puede advertir en cambios de actitud, pocas ganas de ir al colegio o cambios en los hábitos de alimentación. También puede ocurrir que se encierren, no salgan del cuarto o bajan el rendimiento escolar. Suelen estar pendientes de internet por si los hostigan, presentan moretones o, en algunos caso, pueden llegar a autoflagelarse.

 Ante un caso de acoso, lo más importante es nunca culpar al niño. Es necesario hablar con él o ella, pero nunca victimizarlo/a. Al mismo tiempo, se debe tratar de solucionar en primera instancia en el ámbito escolar. De no poder hacerlo, hay que acudir a organizaciones preparadas para ello y, en última instancia, judicializar o involucrar a la Policía.

 

También te puede interesar leer:

Berazategui sin agua: Suspendieron las clases en varios colegios.

Berazategui: Piden colaboraciones para un comedor del barrio Bustillo.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.