20 de mayo de 2024
Berazategui

Berazategui | Madre del joven ejecutado: «Le quisieron robar a él, están mintiendo»

«Hay gente que no quiere hablar porque tiene miedo».

Marcela Reynoso, madre de Lautaro «Cachorro» González, el joven de 23 años ejecutado de un disparo en el cuello en Berazategui, desmintió que su hijo estuviera robando al momento de que lo mataran.

La mujer aseguró que su hijo «no estaba armado» y admitió que «a los 12 o 13 años se mandó alguna macana, pero cosas de chicos». «Lautaro no peleaba ni robaba, laburaba, no era adicto. Cuando lo mataron volvía de una juntada con unas chicas, porque se había enamorado de una piba. Acompañó a una amiga y se volvía caminando a su casa. Alquilaba y vivía solo en 132 entre 9 y 10», agregó la mujer en declaraciones al Diario Clarín.

Lautaro se mantenía haciendo changas luego de que en enero último sufriera una fractura de mandíbula en el marco de una paliza recibida en un boliche. «Estaba haciendo changas porque la prótesis le daba alergia y tenía que cambiarse los implantes, su cuerpo lo rechazaba», explicó Reynoso.

En relación al hecho que la justicia investiga por estas horas, la mujer aseguró que «Hay gente que no quiere hablar porque tiene miedo. Son gente peligrosa», advirtió en relación a los hermanos imputados por el homicidio, que este lunes eran indagados por el fiscal Carlos Riera (UFI 5 de Berazategui).

«Los que salieron a robar fueron ellos. En las imágenes de las cámaras de seguridad se ve que lo que mi hijo levanta del piso es el celular, porque él no tenía armas», agregó la mujer, quien dijo que su hijo «medía 1,60 y pico, los otros eran dos osos».

De momento, los investigadores determinaron que el joven fallecido no tenía ingresos en cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense. Sin embargo, aún resta el informe de antecedentes, ya que puede haber estado detenido en alguna comisaría.

Investigación

Los hermanos Acevedo, detenidos por el crimen, declararán hoy ante la Justicia como coautores del homicidio. Srán indagados en las próximas horas por el fiscal Carlos Riera, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Berazategui.

El fiscal aguardaba para las próximas horas el resultado de distintos peritajes para intentar determinar si los hermanos detenidos actuaron bajo emoción violenta, si cometieron un exceso en su legítima defensa o si, como denuncia la familia, fueron ellos quienes intentaron robarle Lautaro.

Fuentes judiciales aseguraron que, por el momento, ambos hermanos están acusados de ser coautores, a pesar de que uno de ellos fue apresado en el lugar del hecho y el otro -el presunto autor material del disparo- fue detenido varias horas más tarde cuando se presentó ante la policía.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.