20 de febrero de 2024
Berazategui

Berazategui | Buscan en el Parque Pereyra a joven desaparecido el 7 de febrero

Decenas de policías y una división de canes rastrillaron este martes el Parque Pereyra, en Berazategui, en búsqueda de Lucas Quintana, desaparecido hace exactamente dos semanas. Sin embargo, no hubo novedades respecto del paradero del joven.

El rastrillaje se dio en la zona del Casco del Parque Pereyra Iraola, en el marco de la causa por Averiguación de Paradero que tramita en la fiscalía local.

Del operativo participaron agentes del Gabinete Técnico Operativo (GTO) de las Comisarias 1ra, 2da, 3ra, 4ta, 5ta de Berazategui, así como también personal del Comando Patrullas y de la Policía Local siempre con la colaboración de la Sub DDI. También participó la División Canes, así como también familiares y allegados de Quintana.

Sin embargo, de momento no ha habido novedades acerca del paradero de Quintana, que fue visto por última vez el 7 de febrero.

El caso Lucas Quintana

De acuerdo con los relatos de los propios familiares de Lucas, todo se habría iniciado con una discusión familiar ocurrida el pasado 6 de febrero en la vivienda de los suegros del joven, en la localidad de Sourigues.

La familia explicó que el lunes por la noche Lucas fue papá de su segundo hijo en el Sanatorio Bernal de Quilmes. Luego de acompañar a su pareja, se dirigió a la casa de sus suegros, en calle 210 entre 253 y 254. Allí se dio una discusión familiar, aparentemente por unos mensajes de texto entre Lucas y su cuñada. Pocas horas después, en la madrugada del martes, el joven se fue de la vivienda. 

Juan Quintana explicó luego que su hermano Lucas, tras dejar la casa de los suegros, se dirigió hasta el domicilio de su madre, en Barrio Marítimo. Allí dejó la ropa que llevaba puesta, su billetera con dinero y el DNI y salió con una mochila azul. 

LEE TAMBIEN: Berazategui | Misterio por adolescente de 15 años desaparecido hace una semana

A dos semanas de su desaparición, la familia no tiene indicios del paradero del joven, cuyo teléfono celular permanece apagado. Además, indicaron que la SUBE no estaba identificada, por lo cual tampoco ha sido posible hasta el momento rastrear sus movimientos, si es que usó el transporte público.

Se supo que Lucas trabaja en una casa de comidas, aunque no se había presentado los días previos precisamente porque iba a ser padre.

Lucas es robusto, de 1,50 m., trigueño, pelo corto castaño oscuro; en la pierna izquierda se tatuó el escudo del Club Independiente. No saben cómo iba vestido ya que se cambió de ropa minutos antes de irse del hogar.

Cualquier información se ruega llamar al 911, la comisaría más cercana o a los teléfonos que comparte la familia: 11-4071-6655 o al 11-3299-4150.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.