4 de marzo de 2024
Interés General

Adidas cierra su fábrica de robots: es más rentable su millón de empleados en Asia

Fabricar en China y Vietnam resulta “más flexible y económico”.

El gigante Adidas anunció que cerrará sus fábricas de alta tecnología en Alemania y Estados Unidos para volver a centrar la producción en China y Vietnam.

La compañía había abierto dos “Speedfactories” en sus principales mercados para acelerar las entregas de nuevos productos. Aunque la producción estaba controlada principalmente por robots, fabricar con humanos en Asia sigue siendo “más flexible y económico”.

Las fábricas afectadas están en Ansbach, cerca de la sede alemana de Adidas, y Atlanta. Fueron inauguradas en 2016 y 2017 para satisfacer la creciente demanda de moda rápida y, según Reuters, contrarrestar el aumento de los gastos de envío y los salarios en Asia. Adidas planeó originalmente una red global de fábricas robóticas, pero el experimento ha resultado un completo fracaso.

Leé también: Confirman que son 48 los casos de sarampión en el país

Barato y flexible

La compañía anunció el lunes que la producción en las dos Speedfactories se suspenderá a más tardar en abril de 2020. Al respecto se expresó Martin Shankland, jefe de operaciones globales de la marca, quien explicó que las fábricas habían ayudado a mejorar la experiencia de la compañía en “fabricación innovadora”. Sin embargo, aplicar lo que han aprendido en Asia será más barato y flexible.

Según TechCrunch, las fábricas robóticas son una herramienta poderosa pero difícil de reconfigurar con rapidez. Ello se debe a que requieren operarios especializados para configurar los brazos robóticos y los sistemas visuales. “Por ahora es mucho más difícil que formar a una fuerza laboral humana para usar herramientas estandarizadas siguiendo un patrón diferente”.

Leé también: Arquitecto murió al caer de una obra en construcción en Bernal

Cabe destacar que esta no es la primera vez que Adidas abandona la producción en Europa. La compañía, fundada en 1949 por el zapatero alemán Adi Dassler, trasladó la mayor parte de su producción europea a China y Vietnam, donde cuenta con más de un millón de trabajadores en fábricas subcontratadas. Las fábricas robóticas de Alemania y Estados Unidos contaban con 160 empleados.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.