Ladrón muerto es abandonado en la entrada del Hospital EL Cruce.

Un delincuente murió tras ser baleado por el custodio de una financiera a la que entró a robar en la localidad bonaerense de Wilde, partido de Avellaneda; Sus tres cómplices lo trasladaron hasta el hospital El Cruce para luego abandonar su cuerpo en la entrada del nosocomio. Según datos policiales, el fallecido tenía domicilio en Hudson, partido de Berazategui.EL Cruce

El hecho ocurrió el pasado lunes en horas de la tarde, cuando cuatro delincuentes llegaron en un auto Fiat Duna rojo hasta la financiera situada en avenida Las Flores al 300, a 80 metros de la comisaría quinta de Avellaneda.

Según los investigadores, el custodio del lugar, al advertir el ingreso de la banda, la enfrentó a los tiros. Si bien los delincuentes lograron escapar, uno de ellos resultó malherido y su cuerpo fue abandonado más tarde frente al Hospital El Cruce de Florencio Varela.

El auto Fiat que utilizaron en el intento de robo, fue encontrado en la zona de Quilmes, según se pudo constatar horas más tarde.

El fallecido fue identificado como Gabriel Alejandro Casatti (29), domiciliado en la calle 53 y 153 de Hudson, partido de Berazategui. El mismo presentaba una herida de arma de fuego con entrada en el abdomen lado derecho y salida en el glúteo lado izquierdo (información policial).

Casatti fue arrojado en la entrada del hospital desde una camioneta Mercedez Benz Sprinter, con dominio CAA772, de color blanco, que se encontraba radicada en la localidad de Hudson, Berazategui, a escasas cuadras del domicilio del muerto.

Una mujer que se identificó como Natalia G. (35), empleada policial, se presentó minutos después en el hospital refiriendo que era la concubina de la persona que habían dejado herida, enterándose que su pareja había fallecido.

La investigación del hecho está a cargo de la fiscalía 3 de Lomas de Zamora, que procuraba dar con los otros delincuentes, para lo cual analizaba las cámaras de seguridad ubicadas en las cercanías de la financiera.