Fuertes críticas a la nueva Ley de Guardaparques de Áreas Protegidas bonaerenses

Fuertes críticas a la nueva Ley de Guardaparques de Áreas Protegidas bonaerenses
Fuertes críticas a la nueva Ley de Guardaparques de Áreas Protegidas bonaerenses

Guardaparques de Parque Pereyra mostraron su disconformidad con la aprobación en la Legislatura bonaerense de una Ley de Guardaparques de Áreas Protegidas bonaerenses que busca regular la función de esos trabajadores.

De acuerdo con un comunicado emitido en las últimas horas, la nueva ley «es solo para quienes revisten en el Ministerio de Ambiente (una gran desprolijidad administrativa que habiendo creado un organismo de máxima jerarquía aún haya lugares en custodia fuera de la órbita)», mientras que «los demás no estamos contemplados».

En ese marco, los guardaparques hicieron «un punteo de lo que pudimos interpretar de dicho marco legal:

«La letra de dicho marco legal es un corto y pego de varios proyectos que por décadas hemos trabajado los guardaparques en la Provincia con diversos legisladores a lo largo de los tiempos. Pero no tiene las reivindicaciones esenciales que nos interesan en el colectivo», indicaron.

Al mismo tiempo, «Contradice la Ley de trabajo que claramente manifiesta que a igual función iguales derechos y obligaciones, en líneas generales y tratándose de la misma juridicción. Al tiempo que contiene a algunos guardaparques nombrados por la Provincia y a otros no».

Además, la Ley carece «de los derechos por los que venimos luchando generaciones de guardaparques, con falta de garantías en la seguridad en el ejercicio de las funciones por ser una tarea de riesgo, donde cada vez más se producen bajas en servicio a nivel global».

LEE TAMBIEN: Comenzó el juicio contra la joven que mató a puñaladas a su padre en Berazategui

Otro de los puntos que fueron criticados es que «No es una ley con perspectiva de género», algo que «es fundamental que quede plasmado en la letra, ya que es una profesión con tradición machista y, particularmente en la Provincia, con antecedentes de violencia a mujeres, abusos sexuales que fueron vox populi y ocultados institucionalmente, persecuciones y discriminación».

Por otra parte, la norma carece de «la jerarquización de la profesión, no observa consideraciones especiales que nivelen hacia arriba la carrera a lo que ya existe en el país como antecedente en otras jurisdicciones con mayor trayectoria y que son precursoras en la función».

Al mismo tiempo, los guardaparques indicaron que «Es una Ley contra los trabajadores, ya que segrega parte del colectivo Guardaparques», al tiempo que «Denota un gran desconocimiento de quienes transcribieron textos de otros proyectos antiguos, algunos totalmente fuera de época y realidad de lo que hoy es la profesión, no solo en la Provincia, sino también en el país y en el mundo, si se la ejerce con verdadera responsabilidad».

También esgrimieron que «Es una Ley que aísla al guardaparques de la sociedad y lo silencia, dejandolo aún mas solo de lo que está por características propias de la función».

«Para la Provincia de Buenos Aires era una oportunidad histórica de enmendar graves errores que se acumularon a lo largo de los tiempos cometidos por las diferentes gestiones», argumentaron. «A estas alturas podría haber sido una Ley de avanzada, modelo en el país, ya que hay muchas leyes de guardaparques provinciales para analizar y equiparar y un Sistema Nacional de Parques que es modelo en la región como es la APN».

En definitiva, «Es una Ley insulsa, vacía y solo para decir que hay una Ley. No es una Ley hecha a nuestras incumbencias, seguramente responde a otras», finalizaron.