22 de mayo de 2024
Nacionales

Una multitud marchó contra el recorte presupuestario en las universidades públicas

En una multitudinaria movilización, la comunidad educativa colmó esta tarde el Congreso, la Plaza de Mayo y sus calles aledañas, en una histórica jornada en defensa de la universidad pública y en rechazo al ajuste presupuestario dispuesto por el gobierno de Javier Milei.

La marcha –que se replica en distintas partes del país– fue convocada de manera conjunta por el Frente Sindical de Universidades Nacionales -que nuclea a los gremios docentes y no docentes Conadu, Conadu Histórica, Fedun, Fagdut, UDA, Ctera y Fatun-; la Federación Universitaria Argentina (FUA) -que representa a más de dos millones de estudiantes- y el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que congrega a las autoridades de 57 universidades nacionales y 14 provinciales.

Al canto de “La UBA no se vende, la UBA se defiende”, una masiva columna de la Universidad de Buenos Aires (UBA) partió esta tarde de la plaza Houssay, encabezada por su rector, Ricardo Gelpi y el vicerrector Emiliano Yacobitti, y recorrió las avenidas Córdoba y luego Callao hasta llegar a la Plaza Congreso, en medio de un importante despliegue de fuerzas de la Policía Federal, Prefectura, Gendarmería y Policía de la Ciudad.

Pasadas las 17 horas, la columna de la UBA se mantenía detenida en la intersección de las avenidas Corrientes y Callao y no podía llegar al Congreso, por la cantidad de gente congregada en las calles.

En tanto, columnas de docentes y estudiantes de otras casas de estudio públicas del conurbano bonaerense –como Moreno, San Martín, Avellaneda, entre otras- y de la ciudad de La Plata llegaron caminando a la ciudad de Buenos Aires y en tren a las estaciones de Constitución, Once y Retiro para sumarse a la marcha. Las líneas de subte también se vieron colapsadas de gente.

Una “inédita” marcha nacional

Docentes, no docentes, autoridades, investigadores y estudiantes universitarios protagonizan la inédita marcha nacional, que tiene epicentro en la Plaza de Mayo, pero se replica en todas las provincias del país, con paro nacional y jornadas de protesta, en defensa del sistema universitario y científico público argentino, para reclamar contra el desfinanciamiento que lleva adelante el gobierno de Milei.

Detrás de una inmensa bandera con la consigna “En defensa de la universidad pública”, se ubicaron –en la intersección de la avenida de Mayo y Luis Sáenz Peña- los principales referentes de la comunidad educativa, como el titular del CIN, Víctor Moriñigo, y los dirigentes de la UBA para encabezar la marcha a Plaza de Mayo.

Detrás de los referentes educativos, se ubicaron los representantes de las organizaciones de derechos humanos, como Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, con Taty Almeida a la cabeza; y luego dirigentes de la CGT, las dos CTA y los movimientos sociales, como la UTEP, el Polo Obrero y el Movimiento Evita, entre otros.

Entre los gremios presentes, participan dirigentes de la Asociación Bancaria, la Uocra, el sindicato de Seguros, de la Carne, Aeronavegantes y Unión Ferroviaria, entre muchos otros.

La columna avanzó a lo largo de la avenida de Mayo, con cantos como “Universidad de los trabajadores y al que no le gusta se jode” y “Milei basura, vos sos la dictadura”, y consignas como “Sin presupuesto no hay educación, sin educación no hay futuro”, “La educación no es negocio”, “La educación pública no se vende” y la pregunta “¿Por qué tanto miedo a educar?”.

Muchos manifestantes portaban libros y libretas universitarias en alto.

Entre las presencias políticas se pudo ver a los dirigentes de Unión por la Patria, los excandidatos presidenciales Sergio Massa –quien dijo que se sumaba para acompañar a sus hijos y compañeros de estudio- y Juan Grabois; el gobernador bonaerense Axel Kicillof; referentes de La Cámpora; el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Martín Lousteau y dirigentes del Frente de Izquierda, como Myriam Bregman.

Se sumaron también artistas nucleados en la Asociación Argentina de Actores, excombatientes de Malvinas, científicos, asambleas barriales y estudiantes secundarios, en especial de los colegios universitarios Carlos Pellegrini y el Nacional Buenos Aires.

También se suman a la marcha estudiantes y docentes autoconvocados de universidades privadas como la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), la de San Andrés y la Universidad Torcuato Di Tella.

 

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.